martes, 29 de noviembre de 2005

Garntia de que?




No es que esté en desacuerdo con las alianzas políticas, siempre resulta benéfico unir fuerzas para lograr un objetivo (aunque serían discutibles en el entorno político actual); lo que realmente me irrita cada vez que leo alguna nota informativa relacionada con este tema, es la forma en que nos hacen aparecer a los ciudadanos mexicanos: individuos sin razonamiento, sin memoria, sin decisión y reflexión propia, comparsa autómata de las cúpulas partidistas, que al simple tronido de dedos se les puede manipular para actuar de determinada forma.

Realmente es ofensivo, no niego que en algunos casos puede suceder así, pero me niego a creer que en su gran mayoría los trabajadores de la educación tan ultrajados en sus demandas legítimas, y tan activos políticamente puedan dejar en manos de otros su futuro, me resisto a pensar que podemos ser engañados por “politiquillos” improvisados, que enarbolando ideas ecologistas dizque modernistas, nos jueguen el dedo en la boca.

Quién le garantiza a la maestra Elba Esther Gordillo que sus agremiados no votaran por Madrazo?, por tanto, quién le garantiza a Felipe Calderón, que sí llega a una alianza, convenio, o lo que sea con la dirigente del SNTE, los maestros votaran por él; quién le garantiza (de nueva cuenta) a los panistas o priístas que la alianza que realicen con el Partido Verde Ecologista les asegurará que los supuestos cerca de “3 millones de votantes ecologistas” cruzarán en las boletas la coalición que este partido establezca?, quién o quienes pueden asegurar tajantemente que los simpatizantes del PT o del Convergencia, votaran por el candidato perredista?. Suena realmente absurdo, nadie medianamente consiente puede afirmarlo, ni las encuestas, ni sus metodologías más eficaces.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Patricia Mercado, como que sólo se está prestando para el mercado de la política, porque ni aquí en Sonora que es su tierra la conocen, solo unos cuantos abusados que han seguido su trayectoria.

Miriam dijo...

Garantía de nada...
Es la misma gata nomás que revolcada...

Anónimo dijo...

"Y esto no se acaba hasta que se acaba" seguiremos ante la manipulación de los medios y el jugueteo político. a poco no sería interesante poner en práctica el cuento de saramago,"ensayo sobre la lucidez" donde los votantes dejaramos en blanco las boletas y asi darle un vuelco a una democracia tan artificiosa.

ARACELI G.P. dijo...

Cada día confirmo más que a los politico les encanta hacerse bolas y bolas y complicarse cada día más la existencia, nadie las garantiza nada... se quieren creer en sus propias mentiras ¡eso es todo!